Print Friendly, PDF & Email

tdah, Trastorno por déficit de atención, padres, papas, ¿Que produce el TDAH?

Cuando acuden a consulta los padres con su hijo o hija que tiene el TDAH una de sus dudas es ¿Porque a mi hijo?

El TDAH puede ser causado por varias condiciones. Es bien sabido que tiene causas genéticas; se estima que de un 60 a un 80% de los pacientes que presentan el trastorno, existe algún familiar que lo presento.

 

También existen causas neuroquímicas y medioambientales.

Debido a las causas multifactoriales, es lo que hacen que el trastorno por déficit de atención sea una condición que requiere de un manejo multidisciplinario, generalmente no puede solo y su hijo va a requerir de apoyo para reintegrarse para lograr funcionar de acuerdo a su potencial.

Durante la etapa escolar (7 a 18 años de edad),  su hijo va a tener un pobre desempeño escolar, a pesar de su potencial generalmente bueno o superior.

Para ayudarle a su hijo a superar, es necesario que ustedes como padres identifiquen el trastorno y lo entiendan sus caracterìsticas para poder implementar algunas estrategias y diversas recomendaciones que serán implantadas con el médico, maestros y colegio.

¿Cuantos niños lo tienen?

Se ha calculado que la prevalencia (el número de casos que lo presentan) es del 3 al 13 % a nivel mundial; en México se estima del 5 al 7%.

Alrededor del 65% de los pacientes que presentan el trastorno en la infancia, lo continúan presentando durante toda su vida, y de un 3 al 5% de los adultos van a presentar síntomas relacionados al trastorno, aunque sus características pueden variar a las que presentaban en la infancia.

 

¿Que produce el Trastorno por Déficit de Atención?

Las causas no se conocen, pero se sabe que es una condición Neurobiológica con factores:

1. Genéticos: 60 a 80% de los padres o familiares directos lo presentaron

2. Neuroquímica: Existe una alteración en los neurotransmisores cerebrales

3. Medio ambientales: Lo que viven influye en la sintomatología del trastorno.

 

 

¿Como hacemos el Diagnóstico?

El Trastorno por Déficit de Atención se compone de 3 Principales Síntomas

Inatención:

  • No presta atención a los detalles, incurre en errores en las tareas
  • Dificultad para mantener la atención
  • No escucha cuando le hablan directamente
  • No sigue instrucciones y no finaliza tareas0
  • Tiene dificultad para organizar tareas
  • Evita realizar tareas con esfuerzo mental sostenido
  • Extravía objetos
  • Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes
  • Descuidado en las actividades diarias

 

 

Hiperactividad:

  • Mueve en exceso manos o pies, se mueve de su asiento
  • Abandona su asiento cuando debe estar sentado
  • Corre o salta cuando es inapropiado
  • “Está en marcha” o suele actuar como si tuviera un motor
  • Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio
  • Habla en exceso

 

 

 

 Impulsividad:

  • Precipita respuestas antes de ser completadas
  • Tiene dificultad para guardar su turno
  • Interrumpe conversaciones

 

Es frecuente que los hijos que lo padecen presenten ciertas conductas que alteran la dinámica familiar, como tener desordenado su cuarto, no recoger los juguetes, no hacen las tareas, quejas por parte de los profesores. es por ello que los padres logren identificar en que conductas su hijo(a) esta fallando para ayudarlo a superarlas.

Es importante saber que frecuentemente los padres comparamos las conductas de otros niños o de nuestros propios hijos con respecto a un segundo hijo, y esas conductas las tomamos como si fuera lo adecuado para su edad; incluso muchas veces los padres comparan a sus hijos con ellos mismos como si estuvieran normales y no se dan cuenta que ellos también lo tuvieron de chicos y presentan síntomas similares, lo que los hace ser poco objetivos.

Los niños con el Trastorno por déficit de Atención son niños en su mayoría sumamente inquietos, es muy dificil que se mantengan un lapso corto sentados y atentos a la actividad en curso, constantemente atraen la atención de amigos y hermanos, los distraen e interrumpen en forma impulsiva a los adultos. Esa conducta es persistente, no hay manera de eliminarla a pesar de llamarles la atención. Hay que saber que no todos los niños son hiperactivos o inquietos, la mayoría de los niños que no son hiperactivos son mujeres.

 

Todo padre vemos a nuestros hijos inteligentes, con mucha capacidad, distraído y con equivocaciones debido a su inatención, y todo ello deriva en que pierden objetos como útiles escolares y ropa; también su distracción favorece que cometan muchos errores y que los obligue a alejarse de actividades que requieren de un esfuerzo mental sostenido, como lo es las matematicas.

 

 

Compartir
Compartir