Print Friendly, PDF & Email

 

Masturbación

masturbación

Si usted cree que llegó a una página en donde se encuentra una guía sobre la forma de llevar acabo la masturbación tanto para hombres como mujeres o mixta, está usted en el lugar equivocado.

Aquí usted encontrará información sobre el desarrollo normal de la masturbación y su  repercusión emocional.

A inicios del siglo XVIII los padres castigaban a sus hijos por masturbarse. En el siglo XIX los padres castigaban en forma severa a sus hijos, los amenazaban con cuchillos o tijeras para cortarle los genitales si continuaban con esa práctica, procediendo con la infibulación (mutilacón de los genitales femeninos como la cliridectomía, cierre vaginal mediante sutura dejando un pequeño orificio para la emisión de orina y descarga menstrual). A los niños se les ponía en moldes de yeso o en jaulas con clavos para evitar que se masturbaran.

La masturbación se practica a cualquier edad, aunque es rara antes de los seis meses de edad. La debemos de diferenciar de la manipulación simple y sin ritmo de los genitales y que no se va a acompañar de exitación ni evidencia de placer.

Es de esperar que un niño que aprendió a tomar los objetos a la edad de 5 meses de edad se agarre su pene. Las madres frecuentemente piensan que esa conducta es inadecuada y hacen todo lo posible por evitar y detenerlo. Piensan que es una conducta inapropiada y espantosa que el niño se manipule sus genitales, aunque ellas les retraen el prepucio (a aquellos que no los han circuncidado) cuando los limpian y le limpian la vulva a las niñas.

Mientras menos nos enfoquemos y le pongamos la atención a la manipulación de los genitales, más pronto cesarán.

 

La masturbación verdadera es otro punto. El lactante la realiza frotando sus muslos uno contra el otro: Lo realizan con movimientos oscilatorios, elevan en forma rítmica la pelvis cuando se encuentran acostados boca arriba o desplazándose hacia adelante sobre sus manos y rodillas cuando se encuentran boca abajo. Esta masturbación se puede presentar en cualquier momento después de los 5 o 6 meses de edad. Con el tiempo los niños llegan a aprender a frotar sus genitales contra un objeto duro como los barandales de su cuna o las patas de una silla.

La manipúlación de los genitales con sus manos se presenta a partir de los 2 años y medio de edad.

En todos los casos en que existe masturbación se va a asociar a rubicundez de la cara y sudoración, ojos y contorsiones corporales; en ocasiones se acompaña de palidez y puede confundirse con epilepsia. Cuando exista duda que se trate de epilepsia, es conveniente la realización de un estudio de Electroencefalograma para descartar. La Masturbación es considerada como un Trastorno Paroxístico no Epiléptico.

Se puede presentar la masturbación cuando se presenta una infección local como una vulvovaginitis en la que existe irritación local o el comezón ocasionado por una infección por lombrices, una balanitis (inflamación del glande del pene),  o también se presenta la masturbación por una manipulación excesiva de los genitales durante el aseo mientras lo limpia o baña.

La masturbación puede haberse aprendido por imitación,  viendo a otros niños como se masturban y puede ser excesiva la masturbación posterior al abuso sexual.

 

La masturbación generalmente se presenta en forma abierta a menos que los padres hayan regañado al niño por hacerlo, lo que los inclinará a hacerlo a escondidas. La mayoría de las madres se trastorna cuando ve a sus hijos que se masturban, los golpean y amenazan a sus hijos diciéndole que su pene se les va a caer o algo espantoso le va a suceder a su pene mientras se masturban.

Cuando la masturbación es frecuente, se debe de buscar cual es el motivo; quizá sea debido a inseguridad y preocupación y es más frecuente y perpetuada por l,os esfuerzos de los padres por evitar la masturbación de sus hijos y ésta conducta de evitar la masturbación son más nocivas que la propia masturbación.

Es un foco de alarma cuando la masturbación provoca que el niño deje de hacer o posponga sus actividades.

De ninguna forma se debe de regañar al niño cuando se encuentra masturbando, ni tampoco se le debe de taemorizar ni amenazarlo. Nos e debe de hacer un escándalo si lo descubren. Si hacemos todo un alboroto, se seguirá masturbando. Hay que invitarlo a que si desea masturbarse, lo haga en privado.

El niño seguramente se encuentra distraido  y así hay que dejarlo sin interrumpirlo. Debemos de eliminar cualquier factor que le genere comezón.

Los padres debemos saber que tarde o temprano nuestros hijos van a masturbarse y eso no es igual a que sean pervertidos sexuales. Hay que quitarse de la cabeza que la masturbación va a hacer que su hijo se vuelva loco, epiléptico o poder contraer alguna enfermedad. Es importante manejar con naturalidad la masturbación con nuestros hijos para así evitar generarle algún trastorno sexual ya que es una conducta natural del ser humano durante el transcurso de toda su vida una vez que descubre lo placentero que es la masturbación.

 

La masturbación en la edad pediátrica frecuentemente se confunde con convulsiones o epilepsia; consiste en la realización de movimientos repetitivos de frotamiento de los genitales, los cuales finalizan con la rigidez y aducción (juntar) de las piernas y temblor de las extremidades superiores. Puede observarse mirada perdida, sudoración, rubicundez.

La Masturbación como Trastorno Paroxistico No Epiléptico es mas frecuente observarla en las mujeres, aunque aquí les presento a un niño de 5 años de edad quien presenta la masturbación durante la realización de un Electroencefalograma, Pueden escuchar el esfuerzo que presenta el paciente durante el evento.

 

 

 

Compartir
Compartir