Print Friendly, PDF & Email

craneoFractura de Cráneo en Ping-Pong

Un niño de 1 año 1 mes se encontraba caminando, se tropezó y se golpeo la cabeza con el piso. El niño solamente lloró. Al día siguiente la madre al bañarlo nota que se encuentra hundido el hueso en su región parietal izquierda, motivo por el cual acude a consulta con su pediatra. El médico tratante le solicita una radiografía de cráneo y lo envía con el neuropediatra.

En la radiografía observamos un hundimiento similar al que observamos en las pelotas de ping-pong en que se hunde hacia adentro, de la misma forma el cráneo lo presenta.

fractura craneo ping pong-1

Este tipo de fractura lo observamos en lactantes ya que sus huesos del cráneo tiene propiedades elásticas y tensiles que permiten  que el hueso se deforme sin fracturarse.

Si el hundimiento esa menor a 5mm no hay que hacer nada, en caso que el hundimiento sea mayor o igual a 5mm como es el caso de éste paciente, la fractura de ping-pong es quirúrgica y la cirugía consiste en moldear el cráneo a su forma normal. Es una cirugía sencilla en la cual se hace un corte circular del hueso y se repara levantando el hundimiento, se une el hueso y se termina el procedimiento.

Para que se produzca una fractura en el cráneo la fuerza del impacto debe de ser entre 400 y 700kg en un tiempo no mayor a 0.001 segundo. La velocidad, el área de contacto y la fuerza son los elementos que determinan la fractura.

El motivo por el cual se tiene que realizar el levantamiento del hundimiento si es mayor a 5mm, es debido a que el hundimiento ocupa espacio del cerebro y puede llegar a causar crisis convulsivas.

Una de las complicaciones que mas preocupa son las diversas variedades de sangrados que puede presentarse dentro del cráneo.

 

Signos de alarma cuando un lactante se golpea en la cabeza:

  • Alteración en el estado de alerta (somnolencia)
  • Crisis convulsiva o movimienbto anormal
  • Vómito en especial si es en proyectil (que expulse el contenido gástrico muy lejos de la boca)
  • Salida de Sangre por oídos, nariz o boca
  • Alteración en la marcha
  • Alteración en la movilidad y coordinación de las extremidades
  • Alteración en el lenguaje

Compartir
Compartir