oct 302011
 
Print Friendly

trastorno somático

ENTENDIENDO AL TRASTORNO SOMATICO

El rasgo esencial del trastorno somático es la preocupación por algún defecto imaginado del aspecto físico de una persona aparentemente normal. Cuando hay leves anomalias físicas la preocupación del individuo es excesiva. Se considera que los factores psicológicos pueden estar etiológicamente relacionados con el síntoma debido a una conección temporal con un estres psicosocial, aparentemente relacionado con un conflicto o necesidad psicológica y con la iniciación o exacerbación del síntoma.
Cabe aclarar que los síntomas  del trastorno somático no pueden explicarse por ninguna patologia orgánica o mecanismo fisiopatológico (trastorno físico, efectos de una herida, medicación, fármacos o alcohol) y cuando hay una patología orgánica los síntomas o el deterioro social o profesional resultante son mucho mayores que lo que cabria esperar por los hallazgos físicos.

trastorno somático

El cuadro clínico de un paciente con trastorno somático se puede resumir de la siguiente manera:

 

Conciencia en el trastorno somático:

Los pacientes que sufren el trastorno sómatico no son concientes de producir los síntomas de manera intencional, por otro lado puede presentar mareo o pérdida de la conciencia provocado por crisis o compulsiones.

 

Orientación en el trastorno somático:

En este caso los pacientes presentan una orientación normal

 

Atención en el trastorno somático:

Su atención se encuentra en estado normal.

 

Memoria en el trastorno somático:

No existe ninguna falla en este aspecto, por lo que se podría considerar la existencia de una memoria normal. En ocaciones el paciente presenta amnesia (generalmente se da como síntoma del trastorno somatico).

 

Pensamiento en el trastorno somático:

El paciente presenta una preocupación, miedo o creencia de tener una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de signos o sensaciones físicas que se consideran pruebas de la enfermedad somática.
El miedo de tener o la creencia de que se tiene una enfermedad persiste a pesar de las explicaciones médicas. La persona reconoce la posibilidad de que su miedo o creencia de tener una enfermedad grave son infundados.
También se da la presencia de ideas relacionadas con haber perdido alguna función (motora sensitiva sensorial) y también hay ideas de deformidad.

 

Sensopercepción en el trastorno somático:

El paciente presenta molestias físicas múltiples o dolor. Algunos de los síntomas son:
vómitos, dolor abdominal, intoleracia a diversos alimentos, dolor en las extremidades y en la espalda, dolor articular, falta de aliento, palpitacones, dolor toráxico, dificultad para deglutir, pérdida de la voz, sordera, visión doble, visión borrosa, ceguera, dificultades en la marcha, parálisis o devilidad muscular.
Como se mencionó anteriormente, cuando existe una patologia orgánica, el dolor o deterioro social o profesional es desproporcionado a lo que cabria esperar de los hallazgos físicos.

 

Humor en el trastorno somático:

No presenta ninguna alteración significativa en esta esfera.

 

Lenguaje en el trastorno somático:

Este puede ser normal a menos de que el paciente presente una afasia completa (sensación de haber perdido el habla).

 

Juicio en el trastorno somático:

Este se encuentra alterado en referencia con la idea de estar enfermo, ya que como se menciona anteriormente la persona reconoce la posibilidad de que su miedo o creencia de tener una enfermedad grave son infundados, a pesar de las explicaciones médicas.

 

Conducta en el trastorno somático:

El paciente se conduce como si realmente tuviera una enfermedad física (puede presentar distensión, diarrea, nauseas, dolor abdominal, mareo o inestabiliadad, le es dificil deglutir, pérdida de la voz, dificultades en la marcha, síntomas cardiopulmonares e incluso síntomas sexuales.

 

Causas del Trastorno Somático:

El trastorno somático, se puede deber a las siguentes causas:

  • Trastorno por somatización (el paciente tiene molestias físicas).
  • Trastorno dismórfico corporal (el paciente tiene una preocupación por algún defecto imaginado de anomalia morfológica o física. La creencia en la existencia del defecto no llega a ser delirante).
  • Trastorno conversivo (pensamiento de perder alguna función motora)
  • Trastorno psicógeno, doloroso o somatomorfe.
  • Hipocondriasis, donde la persona presenta signos o sensaciones físicas que considera como pruebas de la enfermedad somática.

 

Para ver mas temas de Neuropediatría, entre a:

 http://www.cerebrito.com/category/neuropediatria/

 

Por la Psic. Sofia Mann de Dayán
Maestra en Psicología Clínica y Psicoterapia
04455-2046-9075

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Wordpress SEO Plugin by SEOPressor